MENU

3 décadas musicales quedan huérfanas de padre por la muerte de Prince

Parece cosa de magia, o directamente de mala leche.

prince-3

Para los ateos, es una consecuencia de la mala o “buena” vida de los artistas, para los agnósticos, es un pequeño juego y reto del destino hacer desaparecer ciertas cuerdas vocales tan prodigiosas y , para los creyentes, es simplemente la envidia del que está allí arriba por querer ser dueño y protagonista del talento de algunos virtuosos.

Sea como sea, otro grande nos ha dejado. Hace poco, David Bowie nos dejó para convertirse en el hombre estrella y posiblemente encontrar vida en marte. Esta vez, Prince ha sido el elegido para llevarse su extravagante estilo y su piano de cola y dejarnos con la acongoja y el recuerdo de un genio de la música. Con él, aprendimos a besar, aprendimos a descubrir q

ue el R&B podía ser una consecuencia de género con el pop o viceversa, supimos valorar el amor desde el punto más puro y sensual de la palabra y sobretodo, que la diferencia no está en una causa estética si no de personalidad.

Para mí, el rey indiscutible del pop, sean cual sean los intentos de sucesores en un futuro, será Michael Jackson, pero debo decir, que tras una absurda batalla y competencia impuesta por los medios como cuando vimos a finales de los 90 a Christina Aguilera y Britney Spears como puras rivales, Prince y Michael iban de la mano, no se pisaban entre bambalinas musicales y consiguieron ser verdaderon precursores y genios de canciones que pasarán a la historia.

Prince-CTC

Un niño nacido en Minnesota,de padres músicos y sin más maldad que la de absorber aquello que más le gustaba. Decidió aprender a tocar un instrumento, y en cuestión de poco tiempo, se hizo con la batuta del ritmo de hasta una veintena de ellos. Un grande que hizo que a finales de los 70 se escuchara el new wave al más puro estilo Jimmi Hendrix o consiguiera mezclar el funk y el pop más psicodélico y transmitirlo con sus ropas, peinados y sus canciones.

Sin duda, es una gran pérdida, una que no ha dejado indiferente a nadie, ni siquiera a los 2,8 millones de comentarios en Twitter solamente de celebridades como Madonna (tocaya en época y parte de ese trono popero), Barack Obama o el extrevagante Robbie Williams.

No sé que hay allí arriba y tampoco si es un sitio suficientemente merecedor de tu talento, pero sea como sea, nos vemos entre la lluvia púrpua, Prince Rogers Nelson.

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *